Las redes sociales ¿van a cambiar el mundo?

Ya lo están cambiando. La mayoría de la gente las usa para comunicarse con sus amigos y conocidos, y para hacer nuevos contactos. Los profesionales las usan aún con más profusión para mantenerse conectados, intercambiar ideas, establecer contactos, colaborar, etc. Así que, sí, los Social Media son el nuevo medio de comunicación y son los que dan verdadera vida a internet. Además, no sólo las plataformas cerradas como Facebook son redes sociales, sino que toda la Red tiende a interconectarse ‘socialmente’.

Pero la pregunta no es esa: ‘cambiar el mundo’ tiene la connotación positiva de cambiarlo a mejor. La frase ya nos suena conocida. ¡Ha habido tantas cosas que iban a cambiar el mundo! Las revueltas estudiantiles, la revolución sexual, las comunidades alternativas, hasta el Rock iba a cambiar el mundo!

Todos estas promesas de cambio tienen algo en común: son vagas y ambigüas, se basan más bien en el sentimiento de pertenencia a una comunidad y la emoción de compartir nuevos e inspiradores ideales, que en un compromiso real con un proyecto definido.

Es fácil entender que los chavales saltando en el concierto se sienten eufóricos, mientras estrechan vínculos y sienten que están escapando de las ataduras de la sociedad. Las letras de las canciones están repletas de estas experiencias o sensaciones. Y en cierto sentido es verdad. Con su práctica están creando ‘realidad social’ y están cambiando algo, aunque sea algo puramente personal y momentáneo.

En las redes sociales, el sentimiento de libertad y de comunidad genera un efecto similar, salvo que en este caso se trata de profesionales ya creciditos cuyo trabajo les conecta con los Social Media, y que tienen la doble necesidad de ganarse el pan y de expesarse a sí mismos. Normalmente, nadie te paga por “ser tu mismo” (y si lo hacen cabe preguntarse qué tú mismo eres).

En cualquier caso, las redes sociales son un medio que permite encontrar nuevas formas de inter-relación y por la tanto de crear nuevas realidades sociales. Por su estructura, promueven la comunicación horizontal, la simetría, la meritocracia y la inter-individualidad, según se deriva del Estudio de Innovación en Twitter de Madrid Network, dirigido por Victor Gil.

Y como dice de tantas formas Manuela Battaglini en Sofi in the City, cualquiera puede lograr lo que quiera a condición de trabajar seriamente en ello y los Social Media facilitan la realización de este sueño de igualdad.

Lo que no debemos olvidar es que la calidad de la comunicación depende más de los actores y sus mensajes que de los medios en sí mismos. Así no los recuerda Joan Jimenez en “La Zanahoria de los Social Media”:
El verdadero cambio no está en las herramientas sino en las actitudes. Sin una nueva actitud social global, crítica, consciente, constructiva y realista, los Social Media no van a servir más que para acelerar aún más el proceso hacia el más absoluto desastre.”

Por eso para mi las preguntas siguen siendo, ¿qué queremos cambiar? ¿qué queremos ser? ¿qué queremos comunicar?

This entry was posted in Reflexiones sobre los social media and tagged , , , , , , , . Bookmark the permalink. Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

4 Comments