La economía de la atención

El concepto de economía de la atención representa un cambio de paradigma en la forma de entender la comunicación humana. Esta idea surge ante la abundancia y accesibilidad de la información, dando como consecuencia que se considere la atención humana como un bien escaso.

Quote wikipedia:
Herbert Simon was perhaps the first person to articulate the concept of attention economics when he wrote:
“…in an information-rich world, the wealth of information means a dearth of something else: a scarcity of whatever it is that information consumes. What information consumes is rather obvious: it consumes the attention of its recipients. Hence a wealth of information creates a poverty of attention and a need to allocate that attention efficiently among the overabundance of information sources that might consume it” (Simon 1971, p. 40-41).

El giro conceptual consiste en considerar a la información como un sujeto que consume atención humana. En este sentido, son las informaciones las que compiten por la atención humana. Por supuesto, que una ‘informacion’ no es realmente un sujeto que consuma o compita por nada, pues carece de conciencia – a menos queramos retorcer la teoría de los memes de Dawkins, hasta enunciar el improbable concepto de “el meme egoísta”.
Sin embargo, el concepto de economía de la atención pone de manifiesto una condición estructural de la comunicación on-line: la mayor independencia del mensaje, que es separado sistemáticamente de su emisor.

¿Y cómo sucede esto?

La  emancipación del mensaje se produce siempre que éste se transmite a través de un soporte externo. Así, el mensaje se convierte en un producto y el emisor en un autor. Es el mismo fenómeno que se describe en los procesos creativos, cuando un autor crea una obra (un libro, un cuadro, etc): el autor imprime su mensaje en la obra, y ésta transmite de forma independiente ese mensaje.

En la comunicación on-line todos los mensajes se transmiten por soporte informático, por lo tanto comunicar es crear o generar texto, a la espera de que otros lo consuman. Es decir que su atención se fije en nuestro contenido.

Para ser más gráficos, podemos decir que el autor imprime sus ideas (que están vivas dentro de él) en el mensaje que crea, y estas ideas se reaniman cuando otra conciencia absorbe ese mensaje. Este es el mecanismo de la comunicación mediada por el mensaje.

El concepto de economía de la atención se refiere al momento en que los mensajes están a espera de ser reanimados por la conciencia de los receptores. Presupone la idea de que la información (el meme) quiere ser reanimada. Si bien, eso dependerá de la intención original de su emisor, que de alguna forma se puede considerar impresa en su obra. En todo caso, una vez creado, el mensaje se manifiesta de forma independiente y por eso, la información es tomada como sujeto que compite por el acceso a la atención humana.

El paralelismo con el gen egoísta es bastante notorio… los memes, los items de información, se expresan y se reproducen a través de nosotros, compitiendo por nuestra atención. Aunque también podemos decir que somos nosotros los que nos expresamos a través de los memes que producimos. La cuestión es: ¿producimos o reproducimos la información?  Probablemente hacemos ambas cosas, pero es importante darse cuenta de la diferencia: ¿hasta qué punto nuestros discursos son nuestros?

Las características de la comunicación on-line que hacen que este concepto tome importancia son por un lado, el aumento de la facilidad para generar contenidos y la comunicación cotidiana mediada por mensajes, y por otro lado, la existencia de información activa, es decir, programas informáticos que operan sobre la información haciéndola accesible, ordenándola, estructurándola, etc. La coexistencia de estos ‘scripts’ activos que operan sobre la información y los ‘scripts’ pasivos que sólo pueden operar si la atención se fija sobre ellos, es también un interesante elemento de análisis.

Apunto aqui un artículo relacionado con el tema de Economía de la atención: “la abundancia de la información da lugar a la pobreza de la atención” de Javier Velilla. En él cita un artículo de Michael Goldhaber en First Monday que merece la pena tener en cuenta: The Attention Economy and the Net

Be Sociable, Share!
This entry was posted in 2. Comunicación en redes sociales, Glosario de términos and tagged , , , , , . Bookmark the permalink. Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

2 Comments

  1. Posted March 26, 2010 at 5:16 pm | Permalink

    Una recomendación: para dar a toda esta perspectiva una potencia mayor, puedes emplear la psicología social. Concretamente, la vertiente cognitiva, de cómo gestionamos el conocimiento (anclaje, recencia, etcétera). Un poco de neurología tampoco vendría nada mal.

  2. admin
    Posted March 26, 2010 at 6:12 pm | Permalink

    Hola Jorge,
    Es cierto, habría que incluir perspectivas de psicología cognitiva y neurología en el marco teórico. Tienes razón en que es un tema central y daría más profundidad al estudio.
    Habia pensado cosas al respecto, por ejemplo, como el uso de redes (especialmente twitter y los blogs) amplifica la conciencia al multiplicar la cantidad de comunicaciones a las que nos exponemos. Sólo que aún no sé muy bien cómo abarcar el tema e introducirlo dentro del estudio.
    Lo trabajaré para incluirlo en el marco teórico. ¿Tienes alguna recomendación bibliográfica al respecto?
    Muchas gracias por tu comentario.
    Un abrazo,
    Javier.

13 Trackbacks

  1. […] entran consideraciones sobre la psicología de la cognición, la economía de la atención, la comunicación con los interfaces, […]

  2. […] hasta el diseño del site) para competir por la atención de los usuarios. Dando así la idea de ‘informaciones que compiten por la atención’ ya presentada por Simon Herbert en 1971 en relación al rápido de información que se estaba […]

  3. […] de un modelo económico emergente en la era digital. Recordemos que Simon hace referencia a que el exceso de información convierte la atención humana en un bien escaso que es necesario distribuir eficientemente entre la abundancia de informaciones […]

  4. By Anonymous on August 22, 2010 at 6:31 pm

    […] del site) para competir por la atención de los usuarios. Dando así la idea de ‘informaciones que compiten por la atención’ ya presentada por Simon Herbert en 1971 en relación al rápido de […]

  5. […] competir por la atención de los usuarios. Dando así la idea de ‘informaciones que compiten por la atención’ ya presentada por Simon Herbert en 1971 en relación al rápido de información que se estaba […]

  6. By Economía de la Atención on May 2, 2012 at 5:19 pm

    […] La Economía de la atención I, Javier de Rivera (Sociología y redes sociales).  y Economía de la atención II – Ubicación del […]

  7. […] de cuantificar, pues también se implican economías no-monetarias como la reputación y la atención. El autor estima un valor monetario en base a varias métricas (suma del mercado trilateral, […]

  8. By Dos habilidades para la comunicación - on September 1, 2015 at 4:10 pm

    […] en un primer momento solo se trata de cambiar el foco y abandonar algo. Todo no podemos atender (economía de la atención), entonces es necesario centrarse y acomodarse en un lugar que definamos como propio, interesante, […]

  9. By El efecto Google en política | Las Reglas de Oro on November 3, 2015 at 7:30 pm

    […] concepto de economía de la atención representa un cambio de paradigma en la forma de entender la comunicación humana. Esta idea surge […]

  10. By El efecto Google en política | Ing. Omar Caceres on November 5, 2015 at 1:28 pm

    […] concepto de economía de la atención representa un cambio de paradigma en la forma de entender la comunicación humana. Esta idea surge […]

  11. […] La simplicidad ayuda también a mejorar tu puesto dentro de la competencia con otras marcas por la “Economía de la atención” de los usuarios en apenas unos pocos […]

  12. […] qué un recurso? Porque se entiende, bajo una lente economicista, que para que alguien considere comprar un producto o un servicio, antes debe haberlo tomado en […]

  13. By Tradición oral… digital | Libráctica on September 18, 2016 at 7:24 pm

    […] de información convierte el tiempo que podemos dedicar a una actividad intelectual en un bien escaso, es un fenómeno bien estudiado y, en ese sentido, uno de los artículos más sinceros que he […]

Post a Comment

Your email is never published nor shared. Required fields are marked *

*
*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Subscribe without commenting