Para estudiantes

Por Javier de Rivera

Si me quieres escribir para preguntarme y pedirme orientación para algún trabajo relacionado con las redes sociales o las tecnologías digitales, te recomiendo que leas primero estas notas:

Primero, para mí es un placer poder ayudar a la gente que lo pide y es un honor que contéis conmigo para buscar orientación sobre el tema. El desarrollo del conocimiento social es mi motivación principal, así que encantado de colaborar con quien comparte este principio.

Segundo, cualquier tarea que hago en el blog o a través de él -escribir, hacer entrevistas, consultas, etc.- es no-remunerada, y me encanta que sea así. Eso me permite mantener cierta independencia y me hace sentir más libre al desarrollarlo. Si alguna vez quiero “vender servicios” online, haré otra página. Esto implica que si alguien quiere algo de mí tiene también que ofrecer algo.

Tercero, lo que me puedes ofrecer es: información, colaboración en el desarrollo del conocimiento y un mínimo de respeto personal. Los periodistas pagan con creces mi colaboración cuando publican sus artículos (y además me citan), pero los estudiantes son ellos mismos los destinatarios de lo que yo les pueda aportar, por eso tienen que hacer un poquito más de esfuerzo.

Cuarto, no es tan difícil. Vuestras dudas, intereses, reflexiones y las preguntas inteligentes me ayudan también a pensar y a avanzar en mis reflexiones, y eso lo agradezco bastante. Eso requiere haber trabajado un poco el tema antes de entrar a hacer preguntas genéricas, como si yo tuviera que responderos a “cómo cambian las relaciones las redes sociales” solo para vosotros en un email.

Quinto, trabajar un tema requiere pensar y documentarse. Primero, reflexionad sobre el tema, ensayar vuestras hipótesis, vuestras dudas, madurad vuestas reflexiones, etc. Luego buscad información y LEED sobre ello, con calma. Si me vais a preguntar a mí, por lo menos leed 2 post completos sobre un tema que os interese. Usad el buscador del blog, las etiquetas o las categorías para encontrarlos. Después, desarrollad vuestras preguntas con calma combinando vuestra reflexión con la información leída.

Sexto, escribir un email a un desconocido requiere respetar las normas mínimas del lenguaje escrito, especialmente si le vas a pedir orientación o conocimiento. Una cosa es mandar un email para comprar una consola de videojuegos de segunda mano, y otra escribir a alguien para pedirle consejo académico. Utilizad mayúsculas, signos de puntuación, revisad un poco la ortografía, curraroslo un pelín.

Séptimo, prepararos el email tiene que llevaros como mínimo 30 minutos, sin contar el trabajo de documentación que tenéis que haber hecho. Sé que puede ser frustrante dedicar tiempo a algo sin saber si te van a responder o no, pero así es la vida. Y todo esfuerzo sirve para facilitar el siguiente intento. Más o menos, el email tiene que incluir:

  • Información básica: nombre, donde estudiáis, qué estudiáis, para qué asignatura es el trabajo, etc.
  • Información del proyecto: las principales líneas del trabajo, vuestras hipótesis, dudas o ideas principales. Aunque no incluyáis las preguntas en el primer correo, presentad el contexto del tema que estáis tratando y el enfoque que tenéis.
  • Información de vuestro proceso: ¿Qué habéis leído ya? Hacedme saber qué habéis mirado en el blog. A veces ya he escrito sobre lo que me preguntáis, publico muchas de las entrevistas que me hacen, así que igual estáis repitiendo una pregunta. En cualquier caso, leerlo os sirve para ver qué tipo de información podéis sacar de mí y para hacerme preguntas más interesantes, tipo: “en tal post dices tal cosa, pero me surge la duda de que cuando…”.

Intento responder a todo el mundo (al menos por ahora), pero aunque no fuera así, si seguís estas indicaciones ya tendréis bastante camino recorrido, y ambos podremos sacar más partido de la interacción que tengamos.

Be Sociable, Share!