El doble análisis de la tecnología

Por Javier de Rivera

Cuando pensamos en la tecnología (o en cualquier otro tema) podemos hacerlo desde dos perspectivas o posiciones diferentes. Una de ellas es la personal/individual, lo que la cosa representa para las personas. La otra es la social/global, lo que implica y representa desde una perspectiva más amplia y general.

Muchas veces caemos en pensar en las cosas en términos de “si son buenas o malas“, pero si queremos posicionarnos desde una perspectiva sociológica no podemos partir del simplismo de “efectos positivos y negativos”. ¿Qué es positivo y negativo a fin de cuentas?

Ese debate no es realmente sociológico, sino filosófico y moral a largo plazo. Aunque desde la sociología – y desde las Ciencias Sociales que es de lo que en el fondo estamos hablando – podemos dar pistas y puntos de apoyo para posicionamientos morales o filosóficos mejor fundamentados, sobre datos y reflexiones complejas que dan perspectiva.

La perspectiva sociológica per se es la que nos permite ver más allá de lo cercano, buscando las conexiones entre las cosas y las lógicas que se ocultan tras de ellas. Así, la tecnología, las redes sociales, los móviles, los coches, etc no son sólo cosas que usamos, sino elementos que forman parte de un todo (esto es de la Teoría Cibernética) y condicionan el conjunto de ese todo.

Desde un punto de vista individual y personal, las tecnologías son “buenas o malas” según el uso que les des, y si sabes usarlas (y que no te usen a través de ellas) sacarás provecho de ello… siempre en función de cuál sea tu objetivo. Conducir un coche es maravilloso, te lleva a cualquier sitio con plena libertad, es cómodo y atractivo. Y si no lo quieres usar, siempre lo puedes dejar en el garaje.

Desde el punto de vista social o global los automóviles establecen nuevos patrones de transporte, y por lo tanto de conducta y de vida. Eso afecta a gran escala a los medios de producción y de consumo, pues la dinámica de transporte cambia. Las ciudades crecen a lo ancho, aumenta la contaminación atmosférica, y los campos se llenas de carreteras y autopistas que cortan caminos y desincentivan el transporte por otros medios. Aparecen las ciudades dormitorio, de las que salen millones de trabajadores para conducir “cómodamente” hacia su trabajo, crece el turismo, etc.

Con el coche vienen asociados muchos otros cambios, que no se derivan sólo del “invento”, sino del modo en que es socialmente implementado y entendido, de las lógicas que acompañan a su extensión. Como la dinámica fordista, una propuesta de trabajo asociada a un concepto de consumo y de sociedad que se introduce de la mano de este “invento”, promocionándolo de paso.

En este sentido, las nuevas tecnologías – o tecnologías digitales – no son tan diferentes de cualquier otra tecnología. No es que “el móvil nos esté volviendo locos”, es que junto al móvil o a los Servicios de Red Social vienen asociadas lógicas, prácticas, propuestas de consumo que se hibridan y comparten protagonismo con los artefactos moldeando nuestra conciencia individual y colectiva, adaptando la forma en que entendemos y pensamos el mundo a nuevos criterios.

Conclusiones simplistas del tipo “tienen cosas buenas y malas” o “hay que saber cómo usarlas” no responden a la pregunta ¿cómo debemos posicionarnos frente a cualquier nueva tecnología? Para responder a esto, debemos plantearnos qué lógicas van asociadas a ella (a eso ayudan las Ciencias Sociales), qué pensamos/sentimos respecto a esas lógicas (ahí necesitamos filosofar o sentir) y cómo podemos posicionarnos coherentemente en ese contexto.  Para eso último necesitamos un poco de todo.

 

 

Be Sociable, Share!
This entry was posted in 1. Teoría de redes sociales, Reflexiones sobre los social media and tagged , , , , . Bookmark the permalink. Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Post a Comment

Your email is never published nor shared. Required fields are marked *

*
*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Subscribe without commenting