Entrevista sobre Tinder y las aplicaciones de citas online

A continuación reproduzco la entrevista que me hizo Macarena Navarro Galdón para la realización de su TFG en la Universidad Carlos III sobre las aplicaciones de citas online, especialmente Tinder, que es la más difundida. Es una entrevista muy buena porque sus preguntas demuestran que ha estudiado el tema previamente y profundizado en las cuestiones que tiene interés en preguntar. Yo aporto lo mejor que sé a sus cuestiones. Espero que le sirvieran para su TFG y que lo pueda publicar aquí mismo cuando lo entregue.

 

Pregunta 1. Las aplicaciones de citas online (y especialmente Tinder) se presentan como un medio para facilitar las relaciones entre personas, apoyando este discurso en funcionalidades como la geolocalizaci√≥n. Sin embargo, a veces vemos como estas mismas funcionalidades se convierten en herramientas de marketing y de personalizaci√≥n publicitaria gracias a los datos personales que los propios usuarios dejan en la aplicaci√≥n. Teniendo esto en cuenta, ¬ŅRealmente hablamos de una herramienta de comunicaci√≥n o de una herramienta de marketing que funciona en un doble sentido (es decir, tanto “vendiendo personas” por el funcionamiento de la app como “vendiendo a personas” al tomar los datos de los usuarios y personalizar los anuncios que les impactan)?

Si. La aplicaci√≥n hace de las personas “un recurso” en ese doble sentido: por un lado, un recurso consumible por otros/as usuarios/as en t√©rminos de acceso a los cuerpos; y por otro lado, como recurso de informaci√≥n, de producci√≥n de datos, para rentabilizarlo de otros modos. El mercado de datos puede tener aplicaciones muy variadas. Las m√°s sencilla y directa de entender es la de personalizar anuncios, pero adem√°s permiten otro tipo de estudios que pueden modelizar el comportamiento humano para muchas otras aplicaciones… La cuesti√≥n es que lso estudios que se hacen al respecto no son p√ļblicos, por lo que no sabemos hasta qu√© punto Tinder se puede estar usando, por ejemplo, para nutrir algoritmos que analicen el atractivo humano.

Por eso, lo m√°s sencillo es que se use para hacer profiling de los usuarios, lo cual es posible porque conectan la aplicaci√≥n con otras redes en las que hay m√°s informaci√≥n, o porque dan otros datos, como el n√ļmero de tel√©fono. Estos perfiles psicol√≥gicos pueden permitir, como bien dices, adaptar la publicidad a ellos: por gustos, horarios, geolocalizaci√≥n, etc.

Además, en concreto las redes para citas online tienen la particularidad de permitir saber mucho de las personas, que expresan de un modo más abierto sus preferencias. Tinder no tanto, pero redes como Ok Cupid hacen encuestas a los usuarios para encontrarles un match, y de paso extraen mucha información valiosa de sus gustos, valores, hábitos, etc.

Pregunta 2. En relaci√≥n con esto, las aplicaciones de citas se presentan como una oportunidad para las personas que no tienen tiempo de ‚Äúligar en la vida real‚ÄĚ (entendiendo “vida real” como un contexto presencial). ¬ŅCrees que el tiempo que los usuarios dedican a establecer relaciones de manera online tambi√©n los a√≠sla de la posibilidad de establecer una “en la vida real”? O lo que es lo mismo, en el momento en el que conocer gente de manera online en nuestro escaso tiempo libre se convierte en lo habitual, ¬ŅSe convierten las relaciones sociales rom√°nticas de manera presencial en “la alternativa”?

Las aplicaciones de citas online tienen dos efectos sobre la vida relacional. El primero es el crear el h√°bito de buscar relaciones de forma directa en una aplicaci√≥n, en vez de por las v√≠as indirectas de tener una vida social en la que se conocen personas con las que eventualmente se establecen relaciones rom√°nticas, amorosas o sexuales. Esto modifica el modo de entender las relaciones amorosas o sexuales, convirti√©ndolas en un objetivo directo: “busco un hombre/mujer que sea x, y, s…”, y enfatizando el car√°cter contraactual de este tipo de relaciones: “soy as√≠ y doy esto, a cambio quiero esto y aquello”. Es decir, individualizando y fragmentando a√ļn m√°s la vida relacional. Pero como dices, esto es tambi√©n un signo de los tiempos, en los que hay menos tiempo y m√°s necesidad de conectar, por lo que en cierto sentido ofrecen un servicio que es √ļtil, aunque a la larga puede incrementar la fragilidad de las relaciones sociales en general, y de las amorosas y/o sexuales en particular.

Por otro lado, el segundo impacto de estas redes sobre la vida relacional viene del modo en que est√°n dise√Īadas, el tipo de comportamientos, valores y h√°bitos que potencian. En general su car√°cter comercial, orientado a la explotaci√≥n de la necesidad emocional-sexual de las personas, incrementa los efectos negativos que tienen sobre la vida relacional. Por ejemplo, en Tinder el atractivo de la aplicaci√≥n es la capacidad de acceder a muchas personas y valorarlas sencillamente con un Si o un No, cosific√°ndolas, y reduciendo todo su valor a un “me gusta” o “no me gusta”.

Pregunta 3. Adem√°s, al aceptar que no tenemos tiempo para conocer a gente en nuestro d√≠a a d√≠a por falta de tiempo, ¬ŅJustificamos los mecanismos sociales y econ√≥micos que justamente nos llevan a ello?

Al menos indirectamente sí. La cuestión aquí viene de la contradicción entre las estrategias para satisfacer la necesidad individual y las estrategias colectivas para actuar sobre procesos sociales y económicos. El uso de estas aplicaciones viene motivado por la soledad o la necesidad de conectar afectiva y/o sexualmente con otras personas. Son un medio que puede ayudar a paliar y satisfacer esa necesidad individual, aunque frecuentemente lo hace de forma deficiente o incluso lo agrava generando sensaciones de malestar y frustración. Sin embargo, colectivamente o socialmente, escoger este medio para satisfacer esta necesidad tiene el efecto de reforzar el funcionamiento de los mecanismos sociales y económicos sobre las que se asienta.

Pregunta 4. La imagen y especialmente la imagen propia, la forma en la que un usuario se presenta tanto en su perfil como en sus redes sociales se vuelve m√°s fundamental que nunca en la b√ļsqueda de una relaci√≥n online. ¬ŅEstamos convirtiendo nuestra intimidad en un espect√°culo? ¬ŅPasa a ser el deseo propio y el placer por ser aceptado m√°s importante que el deseo al “otro”?

Pues si, la representaci√≥n de la persona se vuelve algo m√°s estereotipado y premeditado, menos intuitivo. Hay estudios, por ejemplo, del tipo de fotos que se hace la gente en estas aplicaciones: las fotos de viajes para demostrar que se tiene poder adquisitivo o un estilo de vida aventurero, las fotos sexis, las fotos haciendo algo que se considera socialmente valioso… La representaci√≥n de nosotros/as mismas/os se convierte en un producto cultural que tenemos que aprender a crear. Saber tomarse fotos se convierte en una habilidad social m√°s.

En las redes de citas no creo que sea tanto que la intimidad se convierta en un espectáculo, como sí lo es en Instagram y otras redes sociales, donde la popularidad espectacular es más explícita. En este caso, más bien, es la red la que entra en la intimidad convirtiéndose en mediadora del modo en que construimos nuestros imaginarios de deseo.

Supongo que eso que dices del “deseo del otro” o “al otro” tiene que ver con esa p√©rdida de la consideraci√≥n de las personas a las que deseamos como sujetos completos y complejos, y que m√°s bien se centre en ellas como “objetos de deseo o admiraci√≥n”, im√°genes idealizadas de las cosas que nos excitan.

Pregunta 5. En este sentido, ¬ŅCrees que podemos hablar de una ‚Äúnueva forma de seducci√≥n‚ÄĚ?

Ni siquiera lo llamaría seducción. Diría que es un nuevo proceso de conformación del deseo en base a la construcción de mercados relacionales en los que competimos por la atención de las demás personas en base a unas reglas nuevas, las de la apariencia, el saber describirse y el saber tomarse fotos; es decir, el saber presentarse como sujeto (u objeto) deseable en la red, en vez de como sujeto deseante.

Pregunta 6. En una encuesta que he realizado en redes sociales para mi TFG, 455 personas que se consideraban como parte del colectivo LGBT declararon sentirse m√°s seguras ante agresiones cuando conocen a gente en internet. ¬ŅCrees que, efectivamente, estas aplicaciones pueden facilitar las relaciones entre minor√≠as sexuales que se puedan sentir m√°s desprotegidas en su d√≠a a d√≠a?

Si, definitivamente la red y los entornos de interacci√≥n virtual suelen ser mucho m√°s seguros para las personas con orientaciones sexuales no heteronormativas. Creo que el principal motivo es que los espacios de interacci√≥n presencial est√°n construidos de acuerdo a modelos culturales que excluyen a estas personas, cuando no son abiertamente opresivos hacia ellas y sus opciones. Por eso, al crear un entorno nuevo con otras reglas, todas estas opresiones que de alg√ļn modo estaban embebidas en la sociedad se debilitan, junto con sus mecanismos para hacerse cumplir… La imposibilidad de reprimir f√≠sicamente a una persona en la red o de perseguirla y estigmatizarla es menos en espacios digitales.

Por otro lado, si la sociedad fuera más abierta e inclusiva no creo que existiera tal diferencia. No hay nada explícitamente presente en los entornos digitales que los haga más abiertos e inclusivos. Es simplemente que permiten escapar de las opresiones tradicionales. Por contra, también permiten crear otras nuevas, y en determinadas condiciones estos entornos también pueden funcionar como medios de bullying y acoso a personas diferentes.

Pregunta 7. ¬ŅConsideras que los mecanismos que facilitan las aplicaciones de citas eliminan o suavizan los roles de g√©nero o simplemente los reproducen en un medio distinto?

En un estudio que hicimos en 2018 (Factores de socialización digital juvenil, publicado por la FAD), la mayoría de los/as expertos/as consultados coincidían en que la mayoría de las redes reproducían y reforzaban los estereotipos de género, especialmente el de la representación de la mujer como objeto de deseo.

En las p√°ginas de citas, creo que esto se refuerza a√ļn m√°s, especialmente porque es del inter√©s de los administradores que las mujeres sean objetos de deseo para estimular la participaci√≥n de los hombres; asimismo, tambi√©n les interesa que los hombres pasen tambi√©n a representarse como objetos de deseo (algo poco usual en la cultura patriarcal cl√°sica) para estimular su “consumo” por parte de las mujeres. E incluso les interesa normalizar las relaciones no heteronormativas para explotarlas tambi√©n en su capacidad de estimular el uso de su aplicaci√≥n. El deseo es, en este sentido, el material que explotan estas aplicaciones, por eso modifican los patrones por los cu√°les se expresa, para hacerlos m√°s abiertos… lo cual tiene un aspecto positivos.

Por por otro lado, la apertura a la expresi√≥n del deseo viene tambi√©n acompa√Īada de un proceso de orientaci√≥n de hacia el modo en que se expresa. En resumen, se rompen algunos estereotipos y roles de g√©nero cl√°sicos, pero se crean otros, por lo que no hay una verdadera liberaci√≥n de los estereotipos de g√©nero, sino todo lo contrario.

En el estudio citado tambi√©n descubrimos que las redes que estimulan m√°s el texto y el hiperv√≠nculo sobre la imagen (como Twitter) son las √ļnicas que s√≠ pueden tener un impacto positivo sobre la ruptura de los estereotipos, al ofrecer a las personas un modo m√°s fluido, m√°s rico y m√°s performativo de expresar quienes son, lo que les interesa y lo que quieren.

Posted in Entrevistas | Tagged , , | Leave a comment

Sociología de las instituciones digitales

 

Descargar Tesis en PDF

Antes de que acabe el a√Īo quiero publicar por aqu√≠ mi tesis doctoral, presentada en septiembre de 2019. Esta es la tesis que di√≥ lugar a este blog hace 10 a√Īos. El objetivo era desarrollar conocimiento sociol√≥gico sobre las redes sociales, un fen√≥meno tecnol√≥gico y social que estaba cambiando radicalmente el modo en que nos relacionamos y vivimos en sociedad.

En agosto de 2010 publiqué la primera investigación sobre el tema: La socialización tecnológica. Expresión de la identidad personal y nuevas formas de relación en las redes sociales de internet.

El argumento principal de esta investigaci√≥n era que las nuevas plataformas digitales son espacios en los que se produce un nuevo tipo de socializaci√≥n, que podemos llamar tecnol√≥gica o digital, y que tiene unas caracter√≠sticas determinadas. Una de ellas es que rompe o difumina con los l√≠mites sociales de la edad: mientras en las sociedades tradicionales cada grupo de edad se asocia con roles y estatus muy espec√≠ficos, en las sociedad digital la edad pierde mucha importancia como criterio de diferenciaci√≥n social. En otras palabras, los mayores se comportan, o aprenden a comportarse, de formas muy similares a los adolescentes y viceversa, en lo que denominaba ‚Äúsocializaci√≥n inversa‚ÄĚ.

Otra de las caracter√≠sticas clave de la socializaci√≥n tecnol√≥gica o digital es la importancia del dise√Īo y arquitectura del sistema, pues es ah√≠ donde est√°n inscritos los valores culturales, h√°bitos y tendencias que dotan de contenido al proceso de socializaci√≥n. Esta idea del impacto del dise√Īo la tome del trabajo de Robert Gehl (2014), publicado en Reverse Engineering Social Media, y desarroll√© posteriormente con √Āngel Gordo a trav√©s de una metodolog√≠a que den√≥minamos ‚Äúnetnograf√≠a estructural‚ÄĚ, que aplicamos en el estudio que hicimos para la OCU [descargar pdf] sobre las plataformas de consumo colaborativo.

Finalmente, fue aqu√©l trabajo el que me sirvi√≥ para orientar mi investigaci√≥n doctoral hacia este tipo de plataformas de consumo (como Airbnb o Blablacar), en vez de hacia las redes sociales que tienen una orientaci√≥n m√°s comunicativa. En realidad, ambas son Instituciones digitales, lo cual era en realidad el objeto √ļltimo de mi investigaci√≥n, porque si hay un nuevo tipo de socializaci√≥n tiene que haber tambi√©n un nuevo tipo de instituci√≥n que es la que se encargue de producirla.

En este caso, al ser m√°s novedosas y m√°s variadas, las plataformas de consumo me permit√≠an estudiar mejor la naturaleza abstracta de las instituciones digitales. En otros t√©rminos, las redes sociales est√°n muy monopolizadas por tres grandes plataformas‚ÄĒTwitter, Facebook e Instagram‚ÄĒmientras que entre las plataformas de consumo entre particulares, al ser sectores de nicho, podemos encontrar una mayor variedad de formas y modelos. En concreto, en la investigaci√≥n de la OCU tomamos una muestra de 50 plataformas en las que los particulares pod√≠an intercambiar alg√ļn tipo de bien o servicio: transporte compartido, alquiler de casas, coches u otras cosas, trabajo bajo demanda, compra de segundamano, etc. En definitiva, las plataformas en las que cualquiera puede participar para establecer intercambios con valor econ√≥mico, aunque no siempre sean relaciones comerciales.

En definitiva, el objetivo siempre fue desarrollar una metodología y una teoría general que pudiera explicar la centralidad de las instituciones digitales en la sociedad actual, pues cada vez más son ellas las que estructuran y articulan los procesos sociales.

El cambio de objeto concreto de estudio ha sido solo un detour necesario, porque con la investigación de estas plataformas descubrimos la granularidad con las que los sistemas digitales permiten construir nuevas realidades sociales. Con ello, nos abrimos a la visión de dos caminos de futuro: el hegemónico que nos lleva a un mundo hipercapitalista regulado por sistemas implacables de control social, y el de propuestas alternativas que, tímidamente, abre vías a la reorganización de los bienes comunes.

La conclusi√≥n de esta investigaci√≥n est√° en la necesidad de desarrollar sistemas y mecanismos para fortalecer esta √ļltima tendencia, sin caer en los cantos de sirena de las soluciones milagrosas de los procesos autom√°gicos. Para ello, necesitamos una teor√≠a y una metodolog√≠a que nos ayude a diferenciar entre ambos efectos y tendencias, porque es muy f√°cil esconder armas de dominaci√≥n detr√°s de la innovaci√≥n tecnol√≥gica. Ese es, en definitiva, el objetivo de esta tesis.

Posted in 1. Teoría de redes sociales | Leave a comment

Factores de socialización digital en jóvenes

Por Javier de Rivera

—- DESCARGAR INFORME —-

Presentamos aquí el estudio Factores de socialización digital juvenil, realizado por el grupo Cibersomosaguas UCM (2019), que esperamos sea de interés para quienes se preguntan por el impacto de las redes sociales en los/as jóvenes.

El objetivo del estudio es saber qu√© factores sociales influyen m√°s en la aparici√≥n de comportamientos problem√°ticos relacionados con el uso de las redes sociales. En otras palabras, por qu√© algunos/as j√≥venes¬† desarrollan pseudoadicciones y otros problemas relacionados con el uso de la tecnolog√≠a, y otros/as hacen un uso moderado y–por decirlo de modo sencillo–m√°s “adaptativo”.

El marco te√≥rico de la investigaci√≥n se aleja de la perspectiva psicologicista que entiende este tipo de problemas como una psicopatolog√≠a individual (adicciones, enganche, etc.), as√≠ como del “buenrollismo” pro-tecnol√≥gico que niega la gavedad de los comportamientos digitales problem√°ticos. Parad√≥gicamente, ambos extremos coinciden en responsabilizar al individuo del uso que hace de la tecnolog√≠a, invisibilizando el efecto de las condiciones sociales (y t√©cnicas) sobre nuestras vidas.

Desde la sociolog√≠a entendemos las redes digitales como entornos de interacci√≥n que son a la vez sociales y tecnol√≥gicos. No son simples herramientas, por eso, la respuesta no consiste solo en “aprender a hacer un buen uso” de ellas de forma individual. Tenemos que entender que su impacto sobre nuestras vidas y nuestras relaciones depende de factores externos que nos condicionan, y sobre los que solo podemos influir desde una perspectiva colectiva y social.

¬ŅY cu√°les son estos factores?

Read More »

Posted in 1. Teoría de redes sociales, Investigación en redes sociales, Libros, Metodología de análisis en redes sociales | Tagged , , , , , | Leave a comment

Jóvenes en la encrucijada digital

 

Publicaci√≥n del libro J√≥venes en la encrucijada digital, escrito por √Āngel Gordo, √Ālbert Garc√≠a, Javier de Rivera y Cel√≠a D√≠az.

Desde la irrupci√≥n de las redes sociales y su acceso a trav√©s de las tecnolog√≠as m√≥viles, las tecnolog√≠as digitales han pasado a un primer plano de importancia, dejando la socializaci√≥n de los/as j√≥venes al albur de las multinacionales de la comunicaci√≥n y el entretenimiento. Lejos de contribuir a la eliminaci√≥n de las desigualdades, estos nuevos entornos y recursos de socializaci√≥n ahondan en las diferencias sociales existentes al tiempo que generan otras nuevas. Con estas tendencias como tel√≥n de fondo, y con una escuela cada vez m√°s debilitada en su labor niveladora de las diferencias sociales, ‚ÄúJ√≥venes en la encrucijada digital‚ÄĚ identifica qu√© grupos de j√≥venes son m√°s propensos a desarrollar conductas problem√°ticas y cu√°les incorporan las tecnolog√≠as digitales en sus repertorios de uso sin mayor distorsi√≥n. Y lo hace a trav√©s de un an√°lisis atento a los nuevos recursos de socializaci√≥n y movilidad social (capitales digitales) y sus bases institucionales (instituciones digitales). El presente volumen afirma que ni la condici√≥n socioecon√≥mica ni el nivel cultural de las familias de los/as j√≥venes, por importantes que resulten, son suficientes para comprender los procesos de socializaci√≥n digital ni el modo que perpet√ļan las desigualdades prexistentes, adem√°s de propiciar otras nuevas. Por el contrario se propone que las tecnolog√≠as digitales, en tanto entornos de socializaci√≥n en toda regla, redefinen las funciones de la familia, la escuela y los grupos de pares.

Esta publicación está también disponible para su adquisición en formato impreso en el siguiente enlace https://www.edmorata.es/ libros/jovenes-en-la- encrucijada-digital- itinerarios-de-socializacion- y-desigualdad-en-los-entornos

Versión para descargar en PDF

Posted in 2. Comunicación en redes sociales | Tagged , , | Leave a comment

Atrapados en la Red: Privacidad y nuevo orden mundial.

Por javier de rivera

Art√≠culo publicado en el n√ļmero 02 de la Revista Ajoblanco (Invierno 2018): Atrapados en la Red[Descargar el PDF no maquetado]

 

 

En el a√Īo 2037, Google E-Government ha conseguido acabar con los movimientos sociales, criminalizar el activismo y eliminar cualquier expresi√≥n de pensamiento subversivo.

Google E-Government es la inteligencia artificial que gestiona todos los sistemas sociales: la sanidad, la justicia, la educación, la economía, la seguridad, el tráfico, etc. … Todos los datos están centralizados y son analizados para optimizar la gestión de la sociedad de acuerdo con los principios de maximización del beneficio. La privacidad es una utopía

As√≠ empieza el manifiesto del Hackmeeting 2017 que se celebr√≥ en octubre en el centro social La Ingobernable de Madrid. El texto recrea una distop√≠a del futuro desde la que una Inteligencia Artificial env√≠a un mensaje a ‚Äúlas hackers del pasado‚ÄĚ, a quienes llama a construir la resistencia contra la deriva totalitaria que se esconde detr√°s de los sistemas de la gesti√≥n centralizada de la informaci√≥n digital.

Registrar informaci√≥n es mucho m√°s que describir la realidad, supone crearla y darle forma. Ser ciudadano es aparecer como tal en las bases de datos de un Estado y tener dinero consiste en un apunte contable a nuestro favor en las listas del sistema bancario. Quien produce y gestiona todos estos registros controla la sociedad. Quiz√°s por eso Jacques Derrida dice que las instituciones, p√ļblicas y privadas, tienen ‚Äúmal de archivo‚ÄĚ (1997), un obsesi√≥n por acumular informaci√≥n y poder sobre el mundo.

En este contexto, la tecnolog√≠a digital ha cambiado radicalmente el modo en que se producen y gestionan los archivos de la sociedad. Internet nos provee de enormes bases de datos interconectadas en las que se crean y acumulan datos a medida que el p√ļblico interact√ļa con ellas. El volumen global de informaci√≥n aumenta, y con ella el potencial de poder. La aparente libertad de que cualquiera pueda producir informaci√≥n online se contrarresta con la acumulaci√≥n de poder por parte de las corporaciones que crean y gestionan la infraestructura que hace posible la Red.

A trav√©s de las tecnolog√≠as digitales se est√°n abriendo nuevos espacios de existencia, en los que convivimos y nos relacionamos, y poco a poco su influencia se extiende como una ‚Äúmalla de inteligibilidad‚ÄĚ sobre el mundo. Por fuera, el espacio f√≠sico ha sido ya mapeado en su totalidad con sat√©lites y c√°maras sobre el terreno, y los sujetos que lo habitamos aparecemos como puntos en movimiento, registrados por nuestros dispositivos m√≥viles. Por dentro, el espacio de nuestras emociones, pensamientos y relaciones tambi√©n es mapeado con el registro de nuestras comunicaciones y del movimiento de nuestra atenci√≥n cuando navegamos en Internet.

 

Posted in 3. Identidad en redes sociales | Tagged , , | Leave a comment

Nativos digitales

En otra de las entrevistas podemos escuchar a Marc Prensky, ‚Äúescritor y educador‚ÄĚ que invent√≥ el t√©rmino de ‚Äúnativos digitales‚ÄĚ para referirse a los j√≥venes nacidos despu√©s de la popularizaci√≥n de internet y que se contrapone a los ‚Äúinmigrantes digitales‚ÄĚ nacidos con anterioridad. Resulta curioso analizar la met√°fora detr√°s de este tropo en el que se intercambia los conceptos de espacio y tiempo. Nativos e inmigrantes son concepto relativos a la relaci√≥n con un territorio, con un lugar. Lo que Prensky hace cuando aplica estos conceptos a las generaciones es ‚Äúterritorializar‚ÄĚ el tiempo, o mejor dicho, la historia. Nativos e inmigrantes tambi√©n son conceptos pol√≠ticos y, en parte, jur√≠dicos, pues se refieren al principio de legitimidad para habitar un determinado territorio, que se le supone al nativo pero que debe ser defendido o demostrado por el inmigrante. Al territorializar el tiempo, el t√©rmino convierte a los adultos en ‚Äúextranjeros de su propio tiempo‚ÄĚ, despoj√°ndoles de la legitimidad para cuestionar el curso de la historia y del progreso tecnol√≥gico; mientras que se alaba a los j√≥venes por su ‚Äúnaturalidad‚ÄĚ con la tecnolog√≠a, es decir, por su facilidad para naturalizar el progreso tecnol√≥gico debido a su falta de perspectiva hist√≥rica.

Los ni√Īos nacidos a partir de un momento determinado han crecido en una era en la que todas estas cosas ya exist√≠an, por lo cual no pensaron ‚Äúesto es nuevo‚ÄĚ, sino ‚Äúesto es el mundo‚ÄĚ. Sus actitudes son muy diferentes en aspectos muy fundamentales, un buen ejemplo de ello es la privacidad. Los j√≥venes suelen estar dispuestos a renunciar a cambio de un mayor alcance, o por libertad, o por algo que sea √ļtil para ellos.

De este modo, se naturaliza la actitud de renuncia a la privacidad a cambio de tener m√°s ‚Äúlibertad‚ÄĚ para usar los servicios digitales ofrecidos por las grandes corporaciones, lo cual se presenta como una evoluci√≥n social, “es el futuro”. Se oculta asi la agencia de los productores de tecnolog√≠a, haciendo que la p√©rdida de privacidad parezca una decisi√≥n de los j√≥venes. En contra de esta idea, algunos investigadore se√Īalan que s√≠ existe en los adolescentes esa preocupaci√≥n por la privacidad, como hace danna boyd en It’s Complicated. Sin embargo, Prensky -que m√°s que investigador, es un “pensador” o un ide√≥logo- insiste en recurrir a los problemas de la juventud como excusa para promocionar una determinada vision de “el futuro”.

Read More »

Posted in 1. Teoría de redes sociales, Comentarios de libros | Tagged , , , | 2 Comments

Los nuevos amos del mundo

Por Javier de Rivera

El pasado viernes 2 de diciembre salieron fragmentos de una entrevista que me hicieron en La Sexta Columna para el documental Los nuevos amos del mundo, que analizaba el poder de las grandes empresas tecnológicas: Google, Apple, Facebook y Amazon.

Hacia el final de la entrevista creo haber mencionado la importancia de la Soberaní­a Tecnológica y la necesidad invertir en el desarrollo de tecnologí­as libres para crear alternativas. Además, aproveché para relacionar la dinámica de gestión privatizada de la información con la actual deriva ultra-neoliberal.

La l√≠¬≠nea editorial del programa descafein√≥ significativamente algunas de mis respuestas para terminar con una versi√≥n light del “no se puede hacer nada” y “despu√©s de todo no es para tanto”. Por eso creo necesario difundir el texto que me prepar√© antes de ir a esta entrevista, tomando como gu√≠¬≠a las preguntas que ellos me plantearon.

losamos1. Imag√≠¬≠nese que tengo una StartUp, y quiero dominar el mundo, qu√© cinco consejos me dar√≠¬≠a, √ā¬Ņqu√© cinco cosas debo hacer?

Lo primero es tener la capacidad de crear un sistema tecnol√≥gico que funcione bien y que pueda ser rentable. Lo segundo es disponer de una grand√≠¬≠sima fuente de financiaci√≥n, como por ejemplo los 1.000 millones de d√≥lares que gast√≥ Facebok antes de empezar a dar beneficios en 2009. Desde ah√≠¬≠, todo va m√°s r√°pido. Lo siguiente son unas buenas relaciones p√ļblicas para convencer a la poblaci√≥n de que les beneficia darte acceso a todos sus datos, y a los gobiernos para que no legislen en tu contra y te vean como una aliado del progreso y no como una instituci√≥n de control.

2. Le cuento las que hemos elegido nosotros: Vende a tus usuarios, sus datos. Hazte gigante, compra y crece sin parar. No gastes en trabajadores, ten poco empleo. No pagues impuestos. Ten una idea y cambia el mundo, para bien o para mal.

Bien, pero os habéis olvidado de la financiación inicial que es clave. Sin ella no existirí­a ninguno de estos proyectos, que son un producto del capitalismo financiero. Y luego, tampoco ahorran en empleados, de hecho les pagan bastante bien, lo que pasa es que la tecnologí­a aumenta la productividad, y por lo tanto hacen falta menos trabajadores, y eso implica que mucha gente se quedará fuera.

3. Si tuvi√©ramos que resumir el poder mundial que tienen estas cuatro grandes: Google, Amazon, Facebook y Apple, en una frase, ¬Ņcu√°l ser√≠¬≠a? (Son los nuevos amos del mundo)

Ser√≠¬≠a neo-feudalismo. Este el t√©rmino que utilizan algunos autores para referirse al mundo que est√°n creando estas empresas. Al contrario de lo que sucede en el capitlismo financiero, en el que el control lo tiene la junta de accionistas representada por el consejo de administraci√≥n, en estas instituciones digitales existe un sistema dual de acciones por el cual los fundadores acumulan todo el poder de decisi√≥n, aunque tengan solo el 5% de las acciones. Estas acciones con superderechos de voto son como t√≠¬≠tulos nobiliarios adscritos a la persona y que les convierte en se√≠√Īores de sus territorios digitales.

4. ¬ŅSomos conscientes de la informaci√≥n que le estamos dando a las GAFA?

Mucha gente sí­ es consciente, lo que pasa es que hay poco margen para reaccionar, porque no hay iniciativas colectivas con capacidad de presentar una alternativa. Y tampoco hay fondos para crearlas. Así­ que la mayorí­a de la gente se acaba resignando.

5. ¬ŅMerece la pena el servicio a cambio de la cesi√≥n que hacemos? ¬ŅCompensa esa p√©rdida de intimidad?

Merece la pena a corto plazo y a nivel individual. En una sociedad tan competitiva como la nuestra, es muy difí­cil resistirse a las ventajas que ofrecen esos servicios. Pero a largo plazo y desde un punto de vista social, no compensa en absoluto, porque estamos delegando colectivamente la gestión de nuestra información y de nuestras relaciones, y eso nos hace dependientes de los designios de empresas con mucho poder.

6. ¬ŅSon demasiado grandes estas empresas?

No son demasiado grandes, son demasiado poderosas. Principalmente porque su control tecnol√≥gico hace que est√©n fuera del alcance de la regulaci√≥n o incluso de la luz p√ļblica. El funcionamiento de su tecnolog√≠¬≠a es muy poco transparente y eso hace que no se pueda controlar lo que hacen con ella. Es decir, no hay ning√ļn organismo p√ļblico o internacional capaz de controlar el uso que hacen de los datos, por lo que ni sabemos si respetan sus propias normas de privacidad.

7. ¬ŅPuede un estado enfrentarse a una GAFA y regularla?

La regulaci√≥n no puede llegar a resolver el problema del todo. Lo que hace falta es ofrecer alternativas, la √ļnica soluci√≥n al problema de abuso de poder por medio de la tecnolog√≠¬≠a es el Software Libre. Los estados deber√≠¬≠an de invertir en promocionar el software libre y los proyectos basados en software libre, facilitando la creaci√≥n de sistemas de comunicaci√≥n que se pudieran ofrecer como bienes p√ļblicos o bienes comunes, y no como los sistemas propietarios de los que dependemos actualmente que explotan nuestros datos y vulneran nuestra privacidad.

8. ¬ŅHay sitio para todos en la nueva econom√≠¬≠a que capitanean las GAFA o terminar√°n acabando con el comercio y las pymes de toda la vida?

Estas plataformas aspiran a crear monopolios en los que todas las transacciones tengan que pasar por ellas. Entonces, seguir√° habiendo pymes y comercio, pero este suceder√° a trav√©s de ellas, que har√°n el papel de reguladoras del comercio minorista. Esto ya se est√° empezando a producir, con Amazon, y con las plataformas que llaman de “consumo colaborativo”, como Uber o Airbnb que lo que hacen abrir un mercado desregularizado, en el que no hacen falta licencias para operar, y hacen una competencia desleal a otros sectores.

9. ¬ŅSe puede competir contra los gigantes?

La √ļnica forma de afrontar esta situaci√≥n es desde el software libre y la soberan√≠¬≠a tecnol√≥gica, que es un concepto basado en la soberan√≠¬≠a alimentaria, que quiere decir que los pa√≠¬≠ses, las comunidades o incluso las personas sean realmente due√≠√Īas de los recursos que necesitan para comunicarse, y no como sucede ahora, que dependemos totalmente de estas empresas privadas.

10. ¬ŅHacia qu√© modelo laboral global nos llevan estas empresas? Da la sensaci√≥n de que se basan en una deslocalizaci√≥n salvaje hacia lugares que compiten excesivamente por salario. Es decir, hacia un mundo cada vez m√°s desigual.

Estas instituciones son hijas del neoliberalismo. Son la punta de lanza del proyecto neoliberal. La ideolog√≠¬≠a que anima muchos de los proyectos de Silicon Valley es lo que en ingl√©s llaman “libertarian”, que es una ideolog√≠¬≠a anti-estatal y por el gobierno absoluto de los sistemas de mercado, y esto obviamente implica m√°s desigualdad, ausencia de derechos sociales, e incluso pol√≠¬≠ticos, y por supuesto de bienes p√ļblicos o bienes comunitarios.

La sociedad hipercompetitiva no es un resultado no deseado del progreso, es el objetivo explí­cito de la ideologí­a que anima estos proyectos.

11. ¬ŅQueremos, nos interesa ese modelo?

T√ļ ver√°s.

12. ¬ŅContribuyen lo que deben las GAFA, pagan los impuestos que les corresponde?

Obviamente no. Su modus operandi es escapar en todo lo posible de las regulaciones que no vengan impuestas por ellos mismos.

13. ¬ŅSe oculta la insolidaridad fiscal de una multinacional cualquiera bajo la apariencia “guay” de start-up venida a m√°s?

La imagen de ser empresas modernas y enrolladas que tratan de hacer un mundo mejor forma parte de su ret√≥rica de relaciones p√ļblicas. Pero se corresponde muy poco con sus pr√°cticas reales, por lo tanto no es m√°s que un enga√≠¬Īo est√©tico.

14. ¬ŅPor qu√© no se les puede obligar a pagar los impuestos que deber√≠¬≠an?

Como a todas las grandes empresas, los estados compiten entre sí­ por ver quien les ofrece el trato más favorable. Vivimos en un sistema en el que la legitimidad polí­tica se somete al poder económico, esa es la base del modelo neoliberal.

15. ¬ŅC√≥mo ha cambiado, o est√°n cambiando el mundo empresas como Google, Amazon, Facebook o Apple? Para bien y para mal

Lo est√°n cambiando a bien para ellos y para los que quieren ser como ellos, y a mal para el resto del mundo.

Posted in Entrevistas | Tagged , , , , , | 7 Comments

Entrevista sobre “la moda de los selfies”

Por Javier de Rivera

Estas son las preguntas y respuestas de la entrevista que me hizo hace unos días Paula Mata para un reportaje en la revista Cosmopolitan.

1-¬†¬†¬† ¬ŅA qu√© se debe la moda de los selfies?

http://www.techietonics.com/wp-content/uploads/2014/04/selfies.jpg

Es una pregunta un poco general, pero en cualquier caso, para explicar este tipo de prácticas hay dos elementos a tener en cuenta: el técnico y el cultural.

Primero esta práctica se debe a la posibilidad técnica de hacer fotos digitales sin coste adicional por foto, desde que las cámaras digitales están incorporadas en los teléfonos móviles, que además permiten compartir esas fotos con facilidad.

Segundo, y no menos importante, esta práctica se relaciona con que culturalmente vivimos en una sociedad de la imagen (del espectáculo, también se podría decir), la cultura se sustenta sobre imágenes en televisión, revistas, internet, etc, que son las que sostienen la narrativa de lo que somos y de lo que nos gusta: los anuncios, la moda, los famosos, etc.

La representación gráfica de la persona (las fotos) se vuelven un aspecto importante de su presentación en sociedad, de la expresión de su identidad y de su deseabilidad o valor social. Los cámaras digitales nos aportan la posibilidad de hacernos selfies y las redes sociales de compartirlos, y esto se convierte en una forma de expresarse que se difunde y generaliza porque conecta la cultura de la imagen en la que vivimos.

De todas formas, que sea una moda no quiere decir que no podamos resistirnos y buscar otras formas de presentarnos o representarnos ante los dem√°s

Read More »

Posted in 3. Identidad en redes sociales, Entrevistas | Tagged , , , , | 2 Comments

Identidad, representación y esencias en las comunicación on-off line

Por Javier de Rivera

Este post viene en respueta al comentario de Ariel Markdof en el post: Las redes sociales y el contacto emocional

Identidad: representación y esencias

Javier de Rivera: “cuando nos mostramos e interactuamos en las redes sociales entramos en un juego de representaciones, de interacciones mediadas por representaciones abstractas de quienes somos”

Ariel Markdof: ¬ŅSe diferencia tan tajantemente de lo que sucede en los contactos cara a cara? Creo que la identidad no es nunca una esencia fija, sino que asumimos siempre un tipo de representaci√≥n seg√ļn el contexto y los condicionamientos psicol√≥gicos, hist√≥ricos, sociales, etc., que est√° en constante cambio y fluidez. No hay un acceso directo al otro ni a uno mismo. Solo representaciones.

La respuesta m√°s r√°pida es que en la comunicaci√≥n mediada por la tecnolog√≠a todo tiene que ser traducido en t√©rminos culturales -texto, imagen, v√≠deo, etc- mientras que en el cara a cara, la profundidad de lo que se transmite es infinitamente m√°s compleja, pues en el contacto directo el cuerpo emite un mont√≥n de se√Īales que no pueden ser codificadas: el olor, la vibraci√≥n del tono de voz o la respiraci√≥n, la posibilidad de tocar, etc. Esos elementos est√°n m√°s all√° de las representaciones porque nos transmiten informaci√≥n inconsciente que nos afecta de una forma mucho m√°s sutil y directa que el texto o las palabras concretas. Junto con ello, la experiencia de compartir el mismo espacio implica una serie se sensaciones y respuestas emocionales que no existen con la misma intensidad en la comunicaci√≥n mediada.

Read More »

Posted in 1. Teoría de redes sociales, 2. Comunicación en redes sociales, 3. Identidad en redes sociales | Tagged , , , | 3 Comments